Exposición: Gabinete de curiosidades

En Museo Evaristo Valle, Gijón / Xixón

¡Hoy mismo!

Exposición: Gabinete de curiosidades

Exposiciones y fotografía

Empieza: domingo 03 marzo 2019 Termina: domingo 15 septiembre 2019

Lugar
Museo Evaristo Valle - Gijón
Concejo
Más cosas que hacer en Gijón / Xixón
Predición 19 may
Mín 0 / Máx 0 °C

Publicado por admin

Exposición: Gabinete de curiosidades

Exposición con la que conmemoran los 36 años de la apertura del museo, que tuvo lugar el 5 de marzo de 1983.

Los gabinetes de curiosidades, cámaras o cuartos de maravillas, eran espacios -estancias, armarios- donde se coleccionaban y mostraban objetos provenientes de todo el mundo conocido: antigüedades, obras de arte, animales, plantas, fósiles, criaturas exóticas o míticas, ingenios científicos… con una voluntad enciclopédica. Las primeras colecciones surgieron entre los siglos XVI y XVII, con un mundo que cada vez se hacía más grande conforme a los descubrimientos de nuevos territorios cuyos especímenes había que clasificar y sistematizar, y lo hicieron de mano de nobles y eruditos. Y si bien el público asistía fascinado al despliegue de elementos sensacionalistas en ellas, estos abigarrados espacios favorecieron el progreso de las disciplinas científicas y fueron precursores de los museos de arte y de historia natural.
Aunque estas famosas cámaras de maravillas desaparecieron paulatinamente durante los siglos XVIII y XIX, pasando sus objetos más interesantes a engrosar las colecciones de instituciones museísticas de todo el mundo, numerosos ejemplos de gabinetes privados subsistían aún en la segunda mitad del siglo XIX. Propiedad, además de nobles, de burgueses o profesionales liberales vinculados al desarrollo de las ciencias naturales y sociales, y heredados de generación en generación, estos gabinetes atraían a turistas y estudiosos, supliendo muchas veces la pobreza de las entidades públicas coetáneas: museos, academias e institutos de segunda enseñanza.
En esta tradición debe enmarcarse sin duda el interés científico mostrado por el magistrado Evaristo del Valle Álvarez (Villaviciosa, 1826-Puerto Rico, 1884), padre del pintor Evaristo Valle (Gijón, 1873-1951), al reunir su colección de conchas procedentes del mar de China, el Caribe y el Cantábrico a lo largo de la segunda mitad el siglo XIX. Asimismo, tiene cabida en esta práctica el coleccionismo más cotidiano de la tía materna de Valle, Carmen Fernández y Suárez Quirós, a quien, como escribió el artista en sus Recuerdos: “le gustaba guardar en sus armarios todo aquello que, por uno u otro, le interesaba; hasta pedacitos de cinta y muñequitas de niña. Un día me llevó al cuarto de la sala y cuando abrió la puerta del armario me estremecí: porque creí que salía volando un gran pájaro invisible derramando perfume de sándalo”.
Con el correr de los años y la acumulación de herencias y recuerdos, el estudio de Valle acabaría convertido en un gabinete de curiosidades: un espacio abigarrado y lleno de carácter con su mobiliario antiguo, las vitrinas que contenían un heterogéneo repertorio de piezas y la colección de conchas, además de sus propias obras. El Museo Evaristo Valle no solo es depositario del legado del pintor, sino que su fundadora, María Rodríguez del Valle (Gijón, 1896-Madrid, 1981), quiso que junto a sus edificios y extraordinarios jardines se conservase también la memoria de sus antepasados, que, como el mismo Valle manifestó, eran “viejas y honorables familias de Asturias”: nobles guerreros y cortesanos de la casa de Carreño, aposentadores reales desde el siglo XIV, emparentados con los Suárez Quirós en el solar de Logrezana, y estos últimos, a la postre, con la casa Jovellanos a través de los Bernaldo de Quirós. Y junto a los ilustrados de raigambre dieciochesca, eclesiásticos conservadores como los Inguanzo en los albores del siglo XIX. Avanzado éste, burgueses liberales como los Del Valle: médicos, abogados, filósofos… y aventureros, en tanto que indianos, emprendedores y filántropos como los Rodríguez.
De todos ellos y muchos otros, y a través de los siglos, el destino quiso que confluyeran en la que fue casa de María Rodríguez del Valle y hoy museo una serie de objetos: documentos, libros, mobiliario, obras de arte…, que junto con los fondos de la colección de la Fundación, depósitos y colecciones particulares, constituyen en esta exposición, Gabinete de curiosidades, una selección de piezas sorprendentes e inéditas, inspirada por las cuatro categorías - artificialia (obras de arte), naturalia (animales, vegetales, minerales), exótica (plantas y animales exóticos) y scientifica (instrumentos científicos y técnicos)- que componían las wunderkammer históricas.

Gretel Piquer
Comisaria y documentalista